Asociación por los Derechos de Animales Abandonados
Association for the Rights of Abandoned Animals
CIF: G29463635

Nuestros Exitos

Finales felices: China

"No podía ni imaginar el día que le di a este chico el nombre de China (porcelana, en inglés) que iba a romperse en trocitos y a necesitar la ayuda de alguien para pegar las piezas. Es un perro precioso y asustado que ha vivido lo suyo. Llegó a Adana el 2 de abril de 2011.

Siempre era tímido y reservado, tanto que no conseguía llamar la atención de nadie, así que supimos que el refugio no era el mejor sitio para él. Surgió para él la ocasión de ir a una casa de acogida, donde tendría contacto diario con humanos y con lors sonidos típicos de una vivienda, y así podría ir adaptándose. Durante el viaje a su hogar de acogida consiguió escaparse en Oxfordshire y tardamos 5 días en conseguir "atraparlo". Esto, junto con su timidez fue la gota que colmó el vaso y cuando llegó a su hogar estaba completamente apagado.

"A China le da mucho miedo la gente, ante la que reacciona retirándose o quedándose como congelado. Ha conseguido mejorar muy despacio: ahora saluda a su cuidador con alegría y moviendo mucho la cola, pero no se acerca lo suficiente como para dejarse tocar. Espera a que se siente (así se sienete seguro) para acercarse y pedir una golosina o una caricia, pero cualquier movimiento hace que desaparezca de la vista.

"Estábamos buscándole un hogar especial, uno con paciencia donde lo entendieran y no le exigieran nada. LO ENCONTRAMOS. La madre adoptiva de China, quien, he de decir, ha sido fantástica, lo llevó a su nuevo hogar ayer y parece que se está adaptando bastante rápido. Quiero aprovechar esta ocasión para dar las gracias a Mel por todo su trabajo y la rehabilitación y, por supuesto, a la nueva familia, que dedican ahora su tiempo a China."

Michele Yanez-Bowker