Asociación por los Derechos de Animales Abandonados
Association for the Rights of Abandoned Animals
CIF: G29463635

Nuestros Exitos

Finales felices Bill, ahora Mickey

"El 14 de octubre estaba navegando con mi iPad cuando apareció una carita en mi pantalla. Un podenco dorado llamado Bill, con ojos color marrón suave, unas lindas orejitas y un pañuelo en el cuello que decía "adóptame". En seguida supe que quería ese perro, así que tras un intercambio de emails, una ración de papeleo y una fecha de viaje, nuestro perrito emprendió su viaje desde el sur de España hasta el Reino Unido. La furgoneta llegó, él salió y vino directamente a mis brazos. Me enamoré al momento.

"Le presentamos a su hermano pastor alemán, Major, y a su hermana Cockapoo, Molly, y lo aceptaron en la manada. Lo rebautizamos como Mickey. En una semana ya sabía comportarse en casa y había aprendido varias órdenes. Le encanta comer, su cama, sus juguetes y sus golosinas. También le gusta mordisquear (los zapatos de papá son de sus favoritos) y le encanta traer cosas (juguetes, zapatos, mantas).

"Se ha hecho muy amigo de Molly y juegan todos los días. Vivimos cerca de un bosque y a Mickey le gusta mirarlo todo, pero en cuanto ladra Major viene corriendo a comprobar que todo está bien.

"A Mickey no le gustaba dormir en su cama por las noches, así que le pusimos una en nuestra habitación. Mientras los otros se acomodan en la cocina el sube las escaleras (a veces quiere que lo llevemos en brazos) y duerme en nuestra habitación. Siempre le gusta acurrucarse con nosotros unos diez minutos y luego se va de nuestra cama hasta que lo despertamos por la mañana.

"Muchas gracias Adana"